El cuidado de los dientes en los mayores

El cuidado de los dientes también es cosa de mayores. Alcanzar la vejez con una buena salud oral y sin pérdida de piezas es un factor clave que redunda en una mejor calidad de vida.

Si eres una persona mayor, estarás de acuerdo en que llegar a la vejez con una boca sana es un factor que favorece una mejor calidad de vida.

Seguro que ahora valoras mucho más el cuidado de tus dientes. Pero también es posible que tengas que enfrentar nuevas situaciones o problemas que antes no tenías.

El paso del tiempo hace mella en la salud bucodental. Y el cuidado que hayas tenido con tu dentadura y los tratamientos recibidos a lo largo de tu vida, también determinan el estado en que se encuentra tu boca en esta etapa vital.

Problemas bucodentales de los mayores.Edentulismo:

La falta de piezas dentales es un problema habitual en las personas mayores. Puede ser debida a diferentes motivos: caries no tratadas, extracciones, pérdida de dientes por periodontitis, lesiones… Este problema puede solucionarse mediante prótesis soportadas sobre implantes dentales o bien mediante prótesis removibles (de quita y pon).

Has de tener en cuenta que la pérdida de una pieza dental puede afectar a resto de dientes, provocando su movilidad. Por lo que sustituir las piezas dentales perdida beneficiará a toda tu boca.

Periodontitis:

La enfermedad periodontal es un problema de las encías muy común en personas mayores. Afecta a más de la mitad de las personas entre 65 y 74 años de edad.

Suele comenzar manifestarse a partir de los 40 años de edad con inflamación, sangrado y retracción de las encías.

Si no se ha tratado convenientemente, la enfermedad periodontal acaba reduciendo la masa ósea que soporta al diente, provocando su pérdida.

La presencia de gingivitis está también asociada a enfermedades cardiovasculares y a la diabetes. Así que si tienes alguno de sus síntomas, lo mejor es que acudas al dentista cuanto antes para ponerle solución.

Caries:

El problema de la caries se agrava durante la vejez debido a varios motivos.

Por un lado, el paso del tiempo y el desgaste de los dientes hace que estos sean más vulnerables a esta enfermedad.

Además, la retracción de las encías debido a la gingivitis puede dejar al descubierto la corona dental que también puede sufrir de caries más fácilmente.

Un buena higiene dental te ayudará evitar la caries.

Xerostomía:

Los dentistas utilizamos esta “palabreja” para referirnos al un descenso del flujo o producción de saliva.

Este problema es habitual en las personas mayores y es muy importante hacer lo posible para estimular su producción.

El motivo es que la saliva equilibra el ph (acidez) de la boca lo que evita la proliferación de bacterias y frena la aparición del sarro.

Hay algunos trucos muy sencillos para ayudarte.

Bebe abundante agua.

Saborea algún caramelo sin azúcar de forma regular.

También puedes chupar un trozo de hielo, salvo que te cause sensibilidad dental.

Como complemento a tu cepillado, utiliza un enjuague bucal fluorado para controlar las bacterias que habitan en la boca.

 

Desgaste dental:

Tus dientes llevan muchos años haciendo su función. Así que es normal que estos se hayan desgastado.

El desgaste dental debilita tus dientes y los hace más vulnerables a padecer caries, a roturas o fisuras.

Protegerlos del desgaste dental es muy importante para mantener tu salud oral. Lo puedes hacer utilizando una férula de descarga durante la noche.

 

Cuida de tu prótesis dental

Si eres usuario de prótesis dental (dentadura postiza) tendrás que cuidarla de forma regular.

Ten en cuenta que la dentadura es un elemento diseñado de forma anatómica para que se adapte a tu boca y transmita las fuerzas que se ejercen durante la masticación.

Por este motivo debe estar bien asentada. Si notas que te produce alguna molestia o roce, visita a tu dentista para que haga los ajustes necesarios.

Para mejorar su estabilidad puedes utilizar un fijador, lo que aumentará la fijación y la fuerza de la mordida.

Si tu prótesis no está bien ajustada, los restos de alimentos pueden quedar atrapados en tu boca, lo que aumenta la proliferación de bacterias y puede provocar mal aliento.

Cuida tu prótesis dental. Sumérgela diariamente en un vaso con agua y un limpiador efervescente en pastilla. Así eliminarás las bacterias y hongos y la mantendrás limpia sin dañarla.

Recuerda limpiar tu boca también de forma diaria. Utiliza un cepillo dental de cerdas suaves para masajear y limpiar tus encías. Además, recuerda limpiar también diariamente tu lengua para reducir la presencia de bacterias.

 

¿Cuándo visitar al dentista?

Haz una visita a tu dentista cada seis meses. Él hará una revisión del estado de tu boca y te dará los mejores consejos para mantenerla saludable.

Pero también debes acudir si notas alguno de estos síntomas: dolor, movilidad en los dientes, sensibilidad, sangrado de encías, boca seca o halitosis (mal aliento).

 

Nuestros consejos:

En esta etapa de la vida se produce una menor secreción de saliva, por lo que es muy importante beber abundante agua.

Es posible que la edad avanzada limite tu destreza a la hora de cepillarte los dientes, utiliza un cepillo de  dientes eléctrico.

Visita al dentista dos veces al año para que revise el estado de tu dientes y tus encías.

Cepíllate los dientes dos veces al día.

Utiliza la seda dental. Si no te resulta fácil, emplea un irrigador dental.

Usa un colutorio dental.

Clínica Dental Herrero del Pozo

Como eliminar el aliento a ajo cuando no tienes un cepillo de dientes cerca

El ajo, la cebolla y el puerro son armas de doble filo. Por un lado, son alimentos con muchos beneficios para nuestra salud, por no hablar del sabroso sabor que le dan a los platos. Por otro, pueden provocarnos mal aliento y, si no tenemos cepillo de dientes a mano, ponernos en situaciones que nos pueden resultar incómodas.

Todos ellos pertenecen a la familia Allium, caracterizada por tener compuestos azufrados que generan unas moléculas volátiles –como la alicina en caso del ajo– que desprenden ese sabor y aroma tan característicos, y producen el mal aliento. Un desagradable olor que, según un estudio un estudio del Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos de Ohio en los Estados Unidos, puede persistir durante casi un día.

La volatilidad de las partículas azufradas provoca que parte de ellos no sean digeridos. Es bueno porque pasan directamente al torrente sanguíneo para beneficiar a todo el cuerpo, pero también provoca que puedan quedarse adheridos en la boca y las encías, lo cual se convierte en un gran alimento para las bacterias.

La forma de cocinarlos influye en el aliento

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la cantidad de moléculas olorosas que se desprendan depende de la forma en la que esté preparado. Cuanto más se aplaste o trocee el ajo, la cebolla o el puerro, más olor desprenderá. Sin embargo, si se cocinan por encima de los 60ºC, se desactivan las enzimas que generan estos compuestos y su efecto es mucho menor.

Si a pesar de haber seguido el consejo de la experta a la hora de prepararlos, nos encontramos en la incómoda situación de notar el mal olor en nuestro aliento. Se recomienda comer otros alimentos que ayudarán a mitigarlo, principalmente “la manzana cruda, el zumo de limón, el té verde o las espinacas”. Pero no son los únicos.

Tanto la investigación como la experta aseguran que también podemos reducir la intensidad e incluso neutralizar el olor si mezclamos estos alimentos con otros con enzimas capaces de combatir las moléculas azufradas como setas, las hojas para ensaladas, berenjena, leche entera de vaca, menta y hierbabuena. Algo que conviene recordarlo siempre que no se tenga un cepillo y pasta de dientes a mano para evitar cualquier imprevisto.

¿Cómo y cuánto tiempo hay que usar retenedores de ortodoncia?

Utilizar retenedores de ortodoncia es una parte tan importante como cualquier otra del tratamiento. Tanto es así, que una mala retención puede causar la perdida de todo el alineamiento conseguido.

Cuando se realiza un tratamiento de ortodoncia, los dientes se mueven a través de hueso, formandose nuevos ligamentos y creandose vínculos de sujeción que mantendrán la colocación conseguida después de la ortodoncia. Esta consolidación se consigue en el proceso de retención y se asemeja a lo que sucede cuando se coloca una escayola tras la fractura de un hueso: se inmoviliza hasta conseguir su fijación total.

Existen en el mercado diferentes aparatos de mantenimiento o retenedores de ortodoncia pero los más habituales son de dos tipos: Por una parte los retenedores de ortodoncia transparentes o essix similares a los alineadores de Invisalign y por otro lado la colocación de un alambre fijo por detrás de los 6 dientes delanteros.

En la Clínica Dental Herrero del Pozo, somos partidarios de los retenedores de ortodoncia transparentes pues el alambre fijo suele despegarse frecuentemente en algún diente y el paciente no se percata de ello hasta que el diente se ha movido. En este punto la situación ya no tiene solución.

Como resumen debemos asegurar que habiendo seguido o no un tratamiento de ortodoncia, LOS DIENTES SE MUEVEN TODA LA VIDA, y esto solo se puede evitar con la utilización constante de un mantenedor durante la noche. Lo llamamos, las arrugas de los dientes y ocurre lo mismo en pacientes que nunca han llevado ortodoncia. Los dientes, junto con la piel, son los mayores delatores de nuestra edad. De nosotros depende mantener un aspecto sano y juvenil.

Estos son los 5 consejos fundamentales que no debes olvidar para mantener tus dientes alineados:

• Recuerda que los dientes se mueven toda la vida. Si quieres mantener tu sonrisa perfectamente alineada siempre deberás llevar un mantenedor para dormir. Esta es la única manera para conservarla alineada toda la vida.

• A nuestro juicio, los retenedores de ortodoncia son los del tipo Essix o termoformado.

• Después del periodo de ortodoncia lo habitual es usarlos 24h al día durante tres meses, y cuando se completa este ciclo se usan solamente para dormir. En muchos casos se puede recurrir al uso nocturno desde el primer día. Se nota un poco de presión que debe desaparecer en 1-2 minutos.

• El mantenimiento es extremadamente sencillo ya que es suficiente con la limpieza diaria con agua y cepillo. Ademas una o dos veces por semana es conveniente esterilizarlos con pastillas especificas para ello.

• Con el tiempo, el retenedor va perdiendo su rigidez y deja de cumplir su función. Cuando esto sucede, debes cambiar de matenedor o retenedor post ortodoncia.

Tu mejor San Valentín

 

Haz que en el Día del amor y la amistad resplandezca tu rostro a través de la sonrisa perfecta con el fin de manifestarle a tus seres más cercanos lo afortunado que te sientes por tenerles cerca.

Y para lograr tu objetivo de la sonrisa perfecta para este San Valentín aquí te dejamos unos cuantos métodos que definitivamente lo harán posible, sobre todo porque ya sabes que cuentas con el servicio odontológico de la Clínica Dental Herrero del Pozo

Blanqueamiento dental

Es un procedimiento dental que ha revolucionado la odontología estética. Consiste en aclarar los tonos de las piezas de manera que los dientes queden más blancos y brillantes. No hay duda de que este novedoso tratamiento estético, uno de los más solicitados a nuestros odontólogos y en el mundo, te proveerá la sonrisa perfecta en poco tiempo.

Limpieza dental

Indiscutiblemente, la sonrisa perfecta se logra con una boca saludable, y eso precisamente es lo que obtienes con la limpieza dental, también llamada profilaxis. Básicamente, se trata de  una higienización más profunda, en la que se elimina el sarro formado alrededor de los dientes.

¿Qué mejor momento que San Valentín para conquistar la sonrisa perfecta y el corazón de tu verdadero amor a través de ella? Te invitamos a aprovechar para conocernos. ¡Te esperamos!.

 

¿Qué es la caries dental?

Es la enfermedad bucodental más común. Su causa es la falta de higiene oral y la acumulación de placa bacteriana en la boca cuyos ácidos desmineralizan el diente, provocando la destrucción de sus tejidos por la acción de las bacterias.

El mayor enemigo del diente es la placa bacteriana. Esta  sustancia está formada por una microorganismos, bacterias aerobias y anaerobias, cuya actividad genera ácidos que atacan al diente. La placa bacteriana se origina por la acumulación de restos de alimentos en la boca, especialmente azúcares y los ácidos contenidos en bebidas y alimentos.

La placa es la principal responsable de la aparición de caries, por ello, la mejor manera de evitar esta enfermedad es practicar una correcta higiene dental. Un alto porcentaje de los pacientes con caries no realizan un correcto cepillado, por ello es importante conocer las técnicas adecuadas para hacerlo, sin olvidar que debemos emplear la seda dental: si solo usamos el cepillo quedará sin limpiar aproximadamente el 40% de la superficie del diente.

Cuando la caries aparece, comienza atacando al esmalte (el material más duro de nuestro cuerpo), compuesto en un 96% por materia inorgánica. Debajo del esmalte se encuentra la dentina, un tejido duro, algo elástico, blanquecino o amarillento, que el es que da color a nuestros dientes. Finalmente, la caries puede acabar alcanzando el cemento radicular, un tejido parecido la hueso, que rodea la raíz del diente.

Cuando la caries afecta solo al esmalte no produce dolor ya que esta zona del diente no está inervada. A medida que la enfermedad avanza llega a la dentina produciendo las primeras molestias y dolor. Finalmente llega acaba afectando  a los tejidos blandos del diente, y al nervio. Entonces es cuando puede producirse inflamación y dolor agudo con el característico flemón. Otro de los síntomas de la caries dental es halitosis (mal haliento) y mal sabor de boca.

¿Cuándo puede aparecer la caries? 

La caries puede darse en edades muy tempranas. La llamada “caries del biberón” aparece con las primeras piezas dentales en el bebé. Por este motivo es importante limpiar los dientes del niño con una gasa húmeda, para evitar que pueda acumularse placa bacteriana. Además, es importante continuar la lactancia materna después de la aparición del primer diente, evitar el uso de biberones y no añadir azúcares a la leche.

Tipos de caries.

La caries puede clasificarse según el lugar de aparición.

  • Caries de puntos, fosas o fisuras.
  • Caries de superficies proximales, es decir, en las áreas donde los dientes se tocan entre ellos. Puede afectar a dos piezas dentales de forma simultánea.
  • Caries de superficies lisas.

Prevención y tratamiento.

La mejor forma de evitar la caries es practicar una correcta higiene oral y practicar una dieta pobre en azúcares y alimentos ácidos. Otro factor de prevención es visitar anualmente a tu dentista para realizar una higiene dental profesional de esta forma se eliminarán de forma mecánica los restos de placa bacteriana que no puedan retirarse  con el cepillado. La visita al dentista servirá además para detectar de forma precoz la aparición de caries. El tratamiento para la caries tiene dos partes. Primero se elimina la parte infectada de forma mecánica y, en segundo lugar, el dentista realiza una rehabilitación del diente con materiales especiales con una resistencia  similar a los tejidos dentales.

Consejos sobre como mejorar los hábitos de salud dental

En Navidad es habitual comer, beber, fumar, gastar más y, además, tendemos a olvidarnos también de las buenas costumbres sobre como mejorar la higiene bucodental. Descuidos de este tipo pueden poner en riesgo nuestra salud dental futura.

Por ello, dado que se acercan las fechas navideñas, te dejamos unos consejos sobre como mejorar los hábitos de salud dental. Su práctica cuesta muy poco y puede ayudar mucho.

CONSEJOS:

Controla los dulces que comes. No te vas a privar de ellos en estas fiestas, pero no es necesario que los consumas todos los días y en grandes cantidades. Evita también comerlos entre horas. Recuerda que el azúcar es el peor enemigo para tu boca. Consume productos con calcio: mantiene el esmalte y lo hace más resistente. Si no quieres llevar un pequeño cepillo en el bolso cuando comas fuera, al menos mastica chicle después de comer y cepíllate siempre los dientes antes de ir a la cama. La alteración de la rutina de higiene oral puede favorecer la acumulación de biofilm oral o placa bacteriana. Cuidado con las bebidas ácidas como infusiones, refrescos de cola, cerveza, vino blanco o zumo de fruta. Es otra de las respuestas a como mejorar tu salud dental. Sobretodo tendrás que tener más cuidado si ya sufres sensibilidad dental porque estas bebidas empeorarán el problema. No abuses del vino tinto, del café o del chocolate negro si no quieres que tus dientes se manchen o se oscurezcan. Las bebidas azucaradas dañan gravemente el esmalte. Ten cuidado al morder alimentos duros. Recuerda que tus dientes pueden fracturarse o tus empastes, coronas o carillas pueden destrozarse. Muerde siempre con las muelas, nunca con los dientes porque estos pueden astillarse o, incluso, romperse. Si llevas ortodoncia, deber triplicar esa precaución porque puede despegarse algún bracket. Cuidado con las golosinas blandas! Cepilla tu lengua y el paladar, no solo tus dientes y cuida tus encías. Te ayudará a mantener un aliento fresco durante estas fiestas y a reducir la halitosis. Recuerda que el cambio de dieta y las comidas copiosas suelen provocar mal aliento. Es la situación más idónea para hacer una buena limpieza interdental.

ESTO NO QUEDA AQUÍ…

Aprovecha las vacaciones antes de que comiencen los días importantes para acudir aldentista y solucionar esos problemas de caries o revisar esa muela del juicio que te da tantos dolores. Disfrutarás más y mejor de las fiestas si tu boca está sana. Seguro que tienes una persona a la que quieres y que también necesita de la ayuda de un dentista. Hoy en día tenemos de todo y no hay nada más original que regalar salud en Navidad. Seguro que a esa persona le encanta que le regales un blanqueamiento dental o cualquier técnica que ayude a mejorar su salud dental. También puedes aprovechar las compras navideñas para renovar tu kit de higiene oral. Te recordamos que debes cambiar de cepillo cada 3 meses, ya uses cepillo eléctrico o manual. Sabemos que dejar de fumar es el propósito más querido entre muchas personas. ¿Qué tal si el 2018 deja de ser propósito para convertirlo en realidad?. El tabaco es muy perjudicial, tanto para la salud en general como para la salud dental. Provoca la disminución de oxigenación del tejido provocando el envejecimiento prematuro de tu boca. ¿Has calculado el dinero que has gastado en tabaco a lo largo de tu vida?. ¿Sabes lo que podrías haber hecho con él?. Sólo depende de tí cuidar tu salud dental. El flúor puede ser un aliado estas fiestas para mantener una buena rutina de higiene dental. Es un producto estupendo para la remineralización del esmalte. Lleva la sonrisa siempre puesta. Esta alarga la vida y combate el estrés.

ASÍ QUE, YA SABES…

No comiences el año con una nueva caries y sigue estos consejos. Aun así, si durante estas fechas, sientes dolor, inflamación o sensibilidad dental y quieres saber como mejorar este problema, te recomendamos acudir a tu odontólogo en la mayor brevedad posible. ¡Esperamos que disfrutes de las fiestas!

Los implantes dentales ¿son como mis dientes?

 

Los implantes que llevas o que el dentista te recomienda ponerte son raíces artificiales que sustituyen dientes naturales ausentes o perdidos por cualquier motivo. Se integra, por lo general sin problema, en el tejido bucal y conviven de forma sana con él. Sobre el implante se asienta la corona o prótesis dental y están fabricados en su mayoría de titanio químicamente puro.

Los implantes sirven para reponer dientes con estabilidad similar o superior a los naturales perdidos, evitando utilizar dientes adyacentes. También ayudan a estabilizar prótesis dentales móviles. Con ellos los huesos maxilares mantienen su función y no pierden volumen por reabsorción, evitando tener un aspecto de cara envejecida. Y además, ayudan a efectuar anclajes que permiten realizar otros tratamientos como los de ortodoncia, facilitando su efectividad.

Si necesitas implantes, tu dentista te lo indicará y realizará un tratamiento personalizado:

– Fase inicial de estudio y planificación, donde se analiza el estado general de la boca del paciente, se evalúan riesgos y el tipo de rehabilitación necesaria.

– Fase quirúrgica: donde se colocan los implantes en una o varias sesiones. No es dolorosa pues se usa anestesia local, que puede estar acompañada de sedación.

– Fase restauradora: cuando se comprueba que los implantes están bien integrados en el hueso que los sujeta y que están preparados para recibir coronas, puentes u otros tipos de prótesis.

– Fase de mantenimiento: donde se realizan revisiones periódicas imprescindibles para mantener los implantes en buen estado y evitar la aparición de enfermedades periimplantarias. Según cada caso, el dentista establecerá la periodicidad de estas revisiones.

¿Debes cuidarlos como si fueran tus dientes?

La supervivencia de tus implantes depende de varios factores, entre los que están lo que haya causado la pérdida de tus dientes originales, tus hábitos y tu rutina de higiene bucal.

La mucositis (inflamación de la encía alrededor de los implantes por acumulación de placa) y la periimplantitis (inflamación de la encía y pérdida de hueso alrededor de los implantes por acúmulo de placa bacteriana durante periodos prolongados) son las dos enfermedades más comunes relacionadas con un ausencia de cuidados de los implantes.

Debes realizar con ellos, igual que con tus dientes, una cuidadosa higiene bucal, acudir a tu dentista para tus revisiones al menos dos veces al año y abandonar hábitos perjudiciales para la supervivencia de tus implantes, como por ejemplo, el tabaco.

¿Los implantes son más resistentes que tus dientes?

Depende: si la causa de pérdida de dientes originales y motivo de colocación de implantes es por caries o por traumatismos, sí, pues las bacterias de la caries no les han afectado.

Pero si es por causas tipo periodontitis, la cosa cambia, pues las personas que han tenido enfermedades en las encías son más propensas a tenerlas también en los implantes. Por ello, y para prevenirlas, es primordial que realices los controles y revisiones periódicas en tu dentista.

Por último, debes saber que el tratamiento con implantes es exitoso en un 98% y varios estudios han demostrado que a los 15 años de su colocación, los implantes muestran una funcionalidad de aproximadamente un 90%.

Es decir, que los tratamientos con implantes dentales han demostrado resultados muy superiores a otros tratamientos sustitutivos de dientes naturales en cuanto a confort, estética, duración, fiabilidad y predictibilidad.

Si estás pensando en reponer las piezas que te faltan, no lo dudes. Los implantes dentales son la mejor solución. ¡Pide tu cita!

Cáncer oral

 

¿Hay alguna forma de explorar la boca que permita detectar el cáncer oral?

El cáncer oral se detecta fácilmente con la inspección de la boca. Es necesario explorar las mejillas, el suelo de la boca y la lengua. El diagnóstico de cáncer oral es sencillo y barato ya que no necesita pruebas complicadas ni sofisticadas, sólo una buena exploración, especialmente la palpación.

¿Fumar o beber alcohol aumenta el riesgo de padecer enfermedades bucodentales?

Sí, en efecto son dos factores de riesgo muy relacionados con las enfermedades de la boca, especialmente el cáncer oral y las enfermedades de las encías. Una lesión precáncerizable puede transformarse en cáncer si estos factores persisten y no se eliminan.

El mordisqueo de la mucosa oral, ¿puede ocasionar problemas?

El mordisqueo de las mejillas puede provocar lesiones de la mucosa como mucoceles (pequeñas ampollas llenas de saliva) y úlceras que son dolorosas y sobre las que, si el hábito persiste y los factores de riesgo como el tabaco y alcohol se presentan, aumenta el riesgo de padecer cáncer oral.

¿Tomar el sol sin protección es perjudicial para los labios?

 

El sol es muy dañino para la piel sensible en general y para los labios en particular. Siempre que se vaya a la playa y haya un sol intenso, a la nieve o al campo, no sólo se debe utilizar una crema protectora para la cara sino también una crema de protección ultravioleta para los labios.

¿Cuál es el síntoma y signo característico de un tumor maligno en la cavidad bucal?

Al principio la úlcera o mancha sospechosa que dura más de dos semanas debe ser explorada por el odontólogo, pero en general debe ser revisado cualquier aumento de tamaño aunque sea ligero, pérdida del tejido, llaga, masa dura que crezca o siempre que exista algún dolor.

¿Influye respirar por la boca en la mucosa bucal?

La respiración bucal hace que la mucosa de la boca se reseque y se haga más fina con lo que va a tener más tendencia a las infecciones. La respiración bucal suele ir acompañada de otros trastornos como vegetaciones, alteraciones maxilares, etc. Que requieren un tratamiento.

El pasado de la odontología

¿Se ha preocupado el hombre siempre por su higiene oral?

Así parece. Se tiene conocimiento de una gran variedad de artilugios a modo de cepillos dentales, rascadores o escarbadientes etc. Que se han utilizado a lo largo de los siglos como instrumentos de higiene bucal. En pleno auge del Imperio Romano, los cortesanos y ciertas clases sociales utilizaron orina para enjuagues de la boca.

En América Central, y a causa de una halitosis (mal aliento) tuvo lugar una guerra entre dos reyes, cuñados, de Tenochtitlán y Tlatelolco.

Se han utilizado paños de lana para lustrar el esmalte y son infinitos los materiales empleados en todas las épocas como agentes abrasivos para eliminar la placa bacteriana y el sarro que se deposita en la superficie del esmalte.

 

En la actualidad, las preferencias del público se orientan hacia la higiene, la sensación de frescor tras el cepillado y sobre todo existe una gran preocupación por la estética dental.

¿Las enfermedades de la cavidad oral que padece el hombre actual son diferentes a las que sufrieron los hombres prehistóricos?

Básicamente son iguales. La caries dental y las enfermedades de las encías son las mismas que han padecido los hombres desde los tiempos antiguos. En la sociedad de nuestro tiempo, el consumo de tabaco y alcohol ha favorecido la aparición de nuevas enfermedades de la boca, como el cáncer y otras patologías. Por otro lado, no hay que olvidar que muchas enfermedades generales del organismo tienen también su repercusión en la boca y de ahí la importancia de acudir al odontólogo ante la presencia de cualquier lesión en la cavidad oral.

¿Qué es un irrigador bucal? ¿Cómo se utiliza?

La técnica de limpieza de irrigación bucal consiste en aplicar un chorro de agua a presión sobre los dientes y las encías. Con esto se consigue arrastrar la placa bacteriana y estimular las encías.

 

irrigador3

 

Es una técnica que no sustituye al cepillado, sino que lo complementa. La combinación permite conseguir una mejor limpieza bucal y con ello reducir la aparición de caries y otros problemas como la halitosis (mal aliento). También mejora la salud de las encías, y reduce el sangrado y la inflamación.

La irrigación bucal está indicada para aquellos que buscan una higiene especialmente cuidadosa. Está especialment indicada para personas con implantes dentales y ortodoncia, ya que permite eliminar con más facilidad los restos acumulados en las zonas donde no es más difícil acceder. También lo recomendamos en pacientes diabéticos, ya que esta enfermedad está relacionada con la periodontitis y, por lo tanto, tienen que ser muy cuidadosos en cuanto a su higiene oral.

 

¿Cómo tienes que utilizarlo?

1) Es importante que tu boca esté bien limpia antes de usar el irrigador (cepillado e hilo dental).

2) Rellena el depósito con agua o con un colutorio bucal que adecuado a tus necesidades. Si usas colutorio, recuerda no beber agua hasta 30 minutos después de su uso para que tenga tiempo de actuar en la boca.

3) Coloca la boquilla e introduce el irrigador en tu boca, sobre las encías.

4) Enciende el irrigador y direcciona el chorro de agua a lo largo de las encías y entre los dientes. Recuerda que puedes pararlo cuando desees, así como regular la presión.

5) Lava y seca el depósito del irrigador y la boquilla después de usarlos.

6) Recomendamos utilizarlo al menos durante uno o dos minutos al día.

Notarás que tu boca está mucho más limpia y fresca.

Si quieres más información sobre esta técnica de higiene, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.